El dirigente del PAN señaló que el conflicto de interés de José Ramón López es evidente, porque después de recibir un contrato de Pemex, la empresa Baker Hughes le prestó una mansión.

El dirigente de Acción Nacional (PAN), Marko Cortés Mendoza, presentó ante la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción una denuncia de hechos por los presuntos actos de corrupción y tráfico de influencias de José Ramón López Beltrán, hijo del presidente Andrés Manuel López Obrador, con la empresa Baker Hughes, contratista de Petróleos Mexicanos (Pemex).

Acompañado por la secretaria general, Cecilia Patrón Laviada; y los coordinadores en el Senado, Julen Rementería del Puerto; y en Diputados, Jorge Romero Herrera, el líder del partido albiazul exigió a la Fiscalía General de la República investigar el origen de los recursos de las lujosas casonas de Houston del hijo del mandatario dadas a conocer a través del trabajo periodístico de Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad.

PAN presenta denuncia ante la Especializada en Combate a la Corrupción contra hijo de AMLO por presunta corrupción

Cortés Mendoza solicitó, de igual manera, investigar todo lo relacionado con los contratos de las empresas proveedoras de Petróleos Mexicanos (Pemex).

La organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad reveló una investigación en la que se señala que José Ramón López Beltrán vivió en una enorme mansión en Conroe, Texas, que era propiedad de un alto directivo de Baker Hughes, una de las compañías petroleras más grandes del mundo, con la que el gobierno mexicano tiene contratos vigentes por más de 151 millones de dólares.

“Cada vez es más evidente que la honestidad y la austeridad de este gobierno son puro cuento, el cuento más contado, pero también el cuento más falso de todo. López Obrador dijo que iba a barrer la corrupción de arriba a abajo, como las escaleras, pero fue puro cuento, lo que hizo fue cubrir a sus hijos, a sus hermanos, a sus parientes y a todos sus consentidos y colaboradores cercanos en el tapete de la impunidad”, aseveró el político michoacano.

El dirigente del PAN destacó además que el conflicto de interés y tráfico de influencias del hijo del presidente es evidente, porque después de recibir un contrato de Pemex, la empresa agraciada le presta una mansión.

Recordó que en el pasado reciente, la esposa del expresidente Enrique Peña Nieto le prestó recursos para hacerse de la Casa Blanca y ahora al hijo del presidente López Obrador le prestaron una ya hecha y hasta con sala de cine.

“Previamente dos hermanos del presidente fueron exhibidos   en videos recibiendo sobres con dinero. Una prima del presidente recibió contratos de Pemex. Dos cuñadas también fueron acusadas. Delfina Gómez sentenciada por un delito electoral se mantiene en la Secretaría de Educación Pública, porque le quitó dinero a los trabajadores de Texcoco, pero no pasó nada porque fueron para el movimiento de López Obrador.

“La respuesta del presidente López Obrador en todos estos casos ha sido la misma, el extenderles un manto de impunidad. Dicen que no son lo mismo. Y en realidad tiene razón: son peores”, declaró.