EN NAVIDAD, DILE ADIÓS AL MUSGO Y AL HENO EN LOS NACIMIENTOS; AQUÍ OPCIONES

En esta época en que se ponen los nacimientos, en otros países conocidos como belenes, pesebres, portales o pasitos, para recordar la llegada al mundo de Jesucristo, es importante destacar que autoridades y ecologistas piden no usar musgo ni heno para esta temporada navideña y dar un cambio a esta tradición.

¿Cuáles son las razones para que las autoridades pidan no comprar musgo ni heno para adornar los nacimientos?

Estas dos plantas, pese a su fragilidad, juegan un papel más allá de ser simples adornos, ya que participan activamente en nuestro ambiente cumpliendo un papel muy importante en la conservación de los suelos y de los bosques, entre otras funciones.

Importancia del heno y del musgo en el medio ambiente

Según información de Semarnat,  los musgos son plantas muy pequeñas que viven en todo tipo de entornos, desde altas montañas, selvas húmedas o áridas, hasta el nivel del mar; constituyen el segundo grupo más importante de plantas verdes y se consideran uno de los primeros organismos vegetales que ocuparon el ambiente terrestre.

  • Datos de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio) en el planeta tienen registradas 19 mil 900 especies de musgo, de ellos mil 480 existen en México

En tanto, el heno es una hierba grisácea que crece sobre las ramas de los árboles con tallos colgantes en forma de hebra y con entrenudos de hasta ocho metros de largo, usualmente sin raíces, la cual capta la humedad de la lluvia y el aire, además que ayuda a algunas aves y murciélagos para protegerse o hacer sus nidos.

No obstante esta riqueza, en esta temporada es cuando el musgo y el heno se extraen de los bosques y selvas para su venta en mercados y tianguis, principalmente para adornar los nacimientos, canastas de regalo y arreglos navideños, de ahí que las autoridades solicitan frenar esta práctica, pues pone en riesgo nuestro entorno.

NO compres musgo para adornar tu nacimiento navideño, este es extraído de los bosques y puede tardar hasta 7 años en volver a crecer. navidad.

¿Por qué debes dejar el musgo en su hábitat?

Entre otras cosas, porque el musgo disminuye la erosión del suelo, contaminación ambiental, ayuda a la germinación de plantas y a la infiltración del agua, sirve como refugio y protección para pequeñas especies y es el medio de vida de muchos microorganismos; sirve también para que algunas aves construyan sus nidos.https://d-36197737112760463970.ampproject.net/2111152338002/frame.html

Una infografía del Programa Universitario de Manejo, Uso y Reúso del Agua en la UNAM (Pumagua) señala cinco razones por las cuales no deberías comprar musgo:

  1. No puede ser cultivado y se extrae directamente de los bosques
  2. Evita la erosión del suelo y es lugar de refugio para especies de flora y fauna
  3. Por sus características, permite que otras plantas germinen y crezcan adecuadamente
  4. Actúa como regulador hídrico
  5. Puede tardar hasta siete años en volver a crecer

Razones para que no saques el heno de su entorno natural

Al igual que el musgo, el heno es otras de las piezas fundamentales en los nacimientos y hasta en el material para adornar canastas, árboles y más.

El heno también es importante para conservar el equilibrio en los bosques porque capta la humedad del ambiente, forma una especie de cortinas en los árboles y aumenta la humedad relativa de los bosques, de acuerdo con la información de Semarnat.

Opciones para sustituir el musgo de tus nacimientos

Ante la prohibición de las autoridades de comercializar con el musgo y el heno como elementos principales de los nacimientos, es importante que tomes en cuenta el daño que esta acción provoca en los ecosistemas. Por esta razón, en Unotv.com te aconsejamos algunas opciones para que tu nacimiento luzca formidable y además tenga ese toque ecológico que necesitamos para contrarrestar los efectos del cambio climático.

  • Aserrín de color verde: es fácil de conseguir en papelerías, mercerías o en carpinterías, en estas últimas te venden el aserrín, pero tendrás que pintarlo por tu cuenta
  • Telas de diferentes colores: puedes ocupar retazos que consigues en tiendas de telas, o bien puedes recortar pedazos de prendas que ya no utilices
  • Cartón o papel corrugado para simular algunas superficies y paredes desérticas; este tipo de material te será muy útil y además le dará una gran vista a tu nacimiento
  • Piedras o arena: estos materiales le darán mucha vida a tu nacimiento y lo harán lucir muy natural, además que estarás protegiendo el musgo y su extracción.
  • Pedazo de madera: no tiene que estar colocado así tal cual, puedes enriquecerlo si utilizas colores y tintas e incluso si le dibujas algunos caminos.
  • Algodón pintado de verde: otra de las opciones que podrías contemplar para sustituir el musgo y dejar de dañar a nuestro ambiente
  • Corchos y palillos: de los sobrantes de bebidas, los corchos resultan un buen material ecológico para armar un nacimiento, la ayuda de los palillos o de madera sobrante harán un buen complemento

Hasta aquí algunos ejemplos, pero recuerda que la idea es no continuar con esta práctica y aprovechar todo el material reciclable que puedas tener a la mano. El límite para tus creaciones lo pones tú.

Así que ya sabes por qué razón debes decir adiós al musgo y al heno en los nacimientos, sin duda un gran regalo de Navidad para el medio ambiente será el que utilices material amigable y que no dañe a otros.