María del Rosario Robles Berlanga ha permanecido encarcelada desde el 13 de agosto de 2019, acusada por el delito de ejercicio indebido del servicio público en su modalidad de omisión.

Familiares de Rosario Robles iniciaron lo que denominaron como una “resistencia civil pacífica” con el fin de demandar la inmediata liberación de la ex secretaria de Desarrollo Social y ex titular de la Sedatu del sexenio de Enrique Peña Nieto.

El pasado 20 de octubre, el juez que lleva el caso determinó que Robles Berlanga siguiera recluida en el penal femenil de Santa Martha Acatitla, pues “prevalece un elevado riesgo de fuga”.

Francisco Robles y Mariana Moguel, hermano e hija de Rosario, sostuvieron que esto es parte de una “persecución política” y una “venganza” del poder político.

La “resistencia civil pacífica” iniciará este lunes y culminará el 15 de diciembre; pretenden visitar diversas embajadas, oficinas de gobierno, así como glorietas y principales avenidas de la Ciudad de México, incluso planean visitar la Suprema Corte de Justicia y la Fiscalía General de la República.