Después realizar una gira de trabajo por la zona de La Laguna, en el norte de México, el presidente López Obrador (AMLO), regresa a Ciudad de México a bordo de un avión comercial como es su costumbre, mira la reacción de los pasajeros. La reacción de sorpresa de los pasajeros al ver al mandatario mexicano fue notoria, sin duda, es un antes y después en la indolencia de la clase gobernante de un México acostumbrado a mantener a los privilegiados.