Fue en Xoxocotlán, municipio de Valles Centrales del Estado, en Oaxaca donde las cámaras de seguridad de una gasolinera captaron el momento en que se observa a un despachador de gasolina y un taxista en una situación de peligro, pues el conductor del taxi arranca su unidad con la manguera de gasolina aun situada en el vehículo.