El ciclón Olaf ganó fuerza en las últimas horas y se convirtió en huracán en el Pacífico mientras avanza hacia la península de Baja California, informó este jueves el Servicio Meteorológico Nacional mexicano (SMN). Las precipitaciones generadas podrían provocar deslaves, incremento en niveles de ríos y arroyos, y desbordamientos e inundaciones en zonas bajas, por lo que se exhorta a la población a atender los avisos del SMN.