El presidente, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), informó que no hay daños graves ni pérdidas de vidas humanas tras el sismo de magnitud 7.1 con epicentro en Acapulco, Guerrero, y fue perceptible en Ciudad de México, Morelos y Oaxaca.