Esta es la tercera vez que elementos de la Guardia Nacional son detenidos y humillados por pobladores indígenas en Chiapas; el primero fue en Chenalhó el 7 de julio pasado. El segundo fue a principios de agosto en Santa Teresa Llano Grande.