Los niños y adolescentes mexicanos se preparan para un polémico regreso a clases presenciales este lunes tras año y medio de educación a distancia, pese a que algunos padres y la oposición están en contra debido a la tercera ola de covid-19 que sufre el país.